Portada 

Misterios 
Las caras de Bélmez 
Fantasmas del 11 S 
El hombre lobo de Hexham 
La maldición de la momia de Ötzi 
Necronomicón: letras de los muertos 
La barca de los muertos 
Cráneos malditos 
La maldición del Great Eastern 
Halloween 
Jack O Lantern 


 

Casas encantadas 
Criptozoología 
Espiritismo 
Extraterrestres 
Fantasmas 
Hechizos y rituales 
Historias de miedo 
Leyendas urbanas 
Lugares fantasma 
Misterios 
Ovnis 
Poltergeist 
Seres mágicos 







Necronomicón: letras de los muertos


Aunque hay muchos escépticos que aseguran que “El Necronomicón” es sólo un tomo fantástico creado por H.P. Lovecraft, lo cierto es que estamos ante un libro que encierra muchos misterios y puede que un fin atterador. Y es que existe un numeroso número de investigadores y amantes de los misterios esotéricos que piensan que estamos frente a un volumen de conocimiento prohibido. El libro está escrito por Abdul Alhazred y argumentan que los que lo quieren destruir, pretenden silenciar lo que el libro puede revelar.

Los que han leído o visto el libro, afirman que en él se presentan fórmulas que permitirían contactar con entidades sobrenaturales de inmenso poder. Además, incluye multitud de rituales para resucitar a los muertos ó incluso para viajar otras dimensiones, donde habitan estos seres sobrenaturales. Como vemos su contenido es tremendo. Por ello han llegado a decir de él que con sólo leerlo provoca locura y muerte.

Necronomicon. Las letras de los muertos.

El título original del libro era "Al Azif". Azif es un término utilizado por los árabes para designar el rumor nocturno producido por los insectos. Este rumor es una metáfora del murmullo de los demonios. Como ya hemos dicho, la obra fue escrita por Abdul al-Hazred, un poeta de Yemen, alrededor del año 700. Aseguran que era un musulmán poco devoto, adorador de entidades desconocidas que él llamaba Yog-Sothoth y Cthulhu. También cuenta su historia que pasó diez años en el gran desierto que cubre el sur de Arabia, donde dicen que habitan espíritus que protegen el mal y monstruos de muerte. Se dice que Abdul al-Hazred escribió el libro durante los últimos años de su vida.

Cerca del año 950, el “Al Azif” fue traducido secretamente al griego por Theodorus Philetas de Constantinopla, que fue quien le otorgó el nombre por el que ahora es conocido: Necronomicón. Tras ello, se cuenta que durante un siglo ocurrieron hechos horribles debido a su influencia. Los sucesos no han sido revelados, pero lo que sí es cierto es que a raíz de lo que fuera que pasó, el libro fue prohibido y quemado. Afortunadamente, parece que no todos los ejemplares fueron destruidos, y que incluso pudieron hacerse nuevas copias del mismo.

Lo que es evidente es que el “Necronomicón” ha sido uno de los libros que más impacto ha causado en la sociedad en toda la historia. Mientras para algunos es ficción, para las Sociedades Ocultas es un libro real. Se afirma que muchos de los ocultistas más grandes de todos las épocas lo han estudiado, practicado y comprobado su veracidad y poder.







    Contacto © 2008 WebMisterio.com Condiciones de uso